Volver al blog La historia del Azulejo Portugués
Passeos
Rita Costa |

La historia del Azulejo Portugués

¡Si es como nosotros, usted adora azulejos! Cuadrados, coloridos y muy tradicionales en Portugal, los azulejos portugueses son verdaderos puntos de referencia del país. Pero ¿sabe por qué son tan famosos? ¿Y por qué son azules y blancos? Si adora estas pequeñas piezas de cerámica, ¡este nuevo artículo de blog es para usted!

El azulejo es una de las características más llamativas de la cultura portuguesa. De hecho, si usted visita Portugal, a encontrar numerosas fachadas cubiertas de azulejos monumentos, de norte a sur. Por otro lado, cada vez más se siente el destaque y la fascinación de la población y de los turistas por este trabajo de cerámica! Y perfecto que sea así: estas pequeñas maravillas tienen un enorme valor histórico, cultural y artístico.

La palabra "Al-zulaich" vino a nosotros del árabe para descrever "pequeña piedra pulida", que dio origen a la portuguesa "azulejo". De origen egipcio, la decoración de monumentos y edificios en cerámica, de paredes y suelo, se ha vuelto muy deseada para los reyes de Portugal desde el siglo XV, ganando un lugar prominente para la arquitectura del país. Desde entonces, los azulejos - normalmente formateados en 15x15 - invadieron los interiores y exteriores de iglesias, parques, escaleras, casas, conventos y muchos otros edificios. ¡Portugal se convirtió en un verdadero país de azulejos!

Bebiendo influencias de las porcelanas chinas, los tonos azules comenzaron a ganar representación, asociando la combinación azul y blanco como colores de refinamiento y prestigio. De este modo se convirtieron en los colores más comunes para los azulejos portugueses. En Portugal, los azulejos incluso informan historias y descripciones de las tradiciones del pasado, la vida común de la población y son también una expresión de cuestiones religiosas, militares y sociales.

Tal es la fama y la importancia de estes azulejos para Portugal, que, en 1965, fue creado el Museo Nacional del Azulejo en Lisboa, con el fin de preservar y estudiar el arte de azulejos en Portugal. Otro destaque para los paneles de azulejo va a la Estación de São Bento, en Oporto, donde podrá observar más de 20.000 pequeños cuadrados, pintados a mano! ¡Vale la pena visitar!

No hay duda de que los azulejos son de las características que más orgullan los portugueses, dada su belleza estética y su fuerte presencia en las calles del país. En una visita a Portugal, puede esperar paseos muy coloridos!

Volver al blog

Suscríbase a nuestra

Newsletter

y descubra nuestras novedades y promociones mensuales

Living Tours utiliza cookies para proporcionar el mejor servicio posible. Al continuar la navegación, nos está dando el consentimiento para usar sus cookies. Puede leer más información en nuestra política de privacidad.

Concordo